Los grupos que ayudan a las mujeres a reincorporarse al mercado laboral están en pleno crecimiento

Un avance podría estar en el horizonte para las madres trabajadoras sobrecargadas durante la crisis del coronavirus.

Las aulas están acogiendo de nuevo a los estudiantes, las interrupciones en el cuidado de los niños están disminuyendo y los grupos dedicados a ayudar a las mujeres a reincorporarse al trabajo están floreciendo. Uno de ellos, The Mom Project, acaba de obtener 80 millones de dólares de nuevo capital para impulsar su crecimiento.

El grupo en línea se promociona como un “destino profesional para las madres” con un mercado digital y una comunidad para “conectar a las mujeres profesionalmente realizadas con empresas de clase mundial”. La compañía nació cuando su fundadora y directora ejecutiva, Allison Robinson, madre de tres hijos, se dio cuenta de que más de cuatro de cada diez mujeres altamente calificadas dejan su trabajo tras ser madres.

Esa tendencia se agravó aún más con la pandemia del Covid 19, que hizo que 64 millones de mujeres perdieran su trabajo solo en 2020, lo que equivale a 800.000 millones de dólares en ingresos a la basura, según Oxfam International. Muchas de ellas dejaron sus trabajos para gestionar la escolarización a distancia o para cuidar a sus hijos durante los cierres de escuelas y guarderías.

El objetivo de Mom Project es poner en contacto a las mujeres con empleadores que respeten el equilibrio entre la vida laboral y personal. El proyecto afirma que cuenta con 300.000 solicitantes de empleo en su red y que unas 3.000 empresas, grandes y pequeñas, se han apuntado a la contratación de madres.

Robinson cree que ahora es un buen momento para las mujeres que quieren seguir trabajando y al mismo tiempo tienen una familia, porque las empresas se están volviendo más flexibles con las opciones de empleo debido a la escasez de talento.

Uno de los mayores obstáculos que tienen que superar las antiguas madres que se quedan en casa es el vacio que queda en sus currículos, a veces de años. The Mom Project es uno de los crecientes recursos destinados a ayudar a las madres a superar este obstáculo.

Otro es Path Forward, una organización sin ánimo de lucro que se ha asociado con empresas para desarrollar “becas de retorno” -esencialmente prácticas remuneradas para adultos- de modo que las mujeres puedan reiniciar sus carreras al tiempo que ofrecen a los directivos de las empresas acceso a talentos que de otro modo podrían pasar desapercibidos.

“Si las madres que regresan al trabajo se sienten intimidadas por un vacío en su currículum o sienten que no están tan ‘al día’ como las que no se han tomado una licencia, queremos que sepan que no están solas”, dijo la directora de personal y equidad de The Mom Project, Rocki Howard, “y que es completamente posible encontrar un empleador que vea su valor” enfatizó.

Uno de los métodos consiste en un breve contrato de trabajo para una empresa. Como si se tratara de una beca de retorno, Howard considera que este contrato de corta duración es “una forma increíble” de que una madre trabajadora se introduzca en el mercado laboral.

Mom Project también ofrece un programa de becas RISE, que proporciona formación en certificación tecnológica a madres y mujeres de color.

El programa, sin coste alguno, está dirigido por Chandra Sanders. “Nos esforzamos por cerrar las brechas tanto en la representación como en la remuneración”, dijo, y añadió: “Estamos desbloqueando el potencial de una manera realista y alcanzable”.

Mientras tanto, otro recurso profesional para las madres -la red de talento femenino Après- ofrece seminarios web gratuitos y una bolsa de trabajo que las mujeres pueden utilizar para ponerse en contacto con lugares de trabajo “que dan la bienvenida a las brechas en el currículum” afirman.

Otras organizaciones como reacHIRE, tienen lemas bastante directos que afirman que”una interrupción de la carrera no debería ser una interrupción de la profesión”. ReacHIRE es una plataforma que se centra en la formación profesional, el coaching, el apoyo de los compañeros y el trabajo remunerado para ayudar a facilitar la transición de regreso al empleo.

Otras plataformas de talento que se dedican a poner en contacto a las madres trabajadoras con los empleadores adecuados son iRelaunch, que se propone normalizar las interrupciones de la carrera profesional; The Second Shift, que se especializa en ayudar a las mujeres que buscan puestos de trabajo a tiempo parcial en particular; y Power to Fly, que está comprometida con las mujeres del sector tecnológico. Estos tres son sólo algunos de las opciones en línea que sirven a los padres trabajadores, los cuales se centran en ayudar a las antiguas amas de casa a reavivar sus carreras después de largas pausas.

Muchas madres están de acuerdo en que no existe el equilibrio puro entre la vida laboral y la personal, y que la realidad se acerca más a la integración de las dos facetas cuando se trata de compaginar las responsabilidades familiares con la carrera profesional, según los señaló una investigación realizada por WerkLabs, la rama de datos y análisis de The Mom Project. “Casi una de cada diez mujeres a las que hemos preguntado ha declarado que la flexibilidad es incluso más importante que los ingresos en algunos casos”, dijo la presidenta de WerkLabs, la Dra. Pamela Cohen.

Lo que las madres quieren, según descubrieron los estudios de WerkLabs, es un horario no estrablecido, la posibilidad de trabajar a distancia y la flexibilidad para completar su trabajo en las horas que sean necesarias para cumplir los plazos y los objetivos.

Sin esas adaptaciones, Cohen subrayó que las mujeres no tendrán reparo en buscar empleo en otra parte, y añadió que el 83% de las encuestadas dijeron que estarían dispuestas a dejar un trabajo por una función que apoye mejor la vida con su familia.

“Es realmente beneficioso para las empresas estar orientadas al futuro y a la inclusión cuando consideran qué tipo de lugares de trabajo quieren construir y fomentar”, añadió Cohen.